#AgroexportaciónSinExplotación

En defensa de la humanidad: la Patria y el sueño de la integración de América Latina

Publicado: 2013-04-19

Hay unos versos del poeta peruano Javier Heraud : “porque mi patria es hermosa/ como una espada en el aire/ yo la defiendo…” Joven revolucionario que murió a los 21 años asesinado sobre una canoa cuando intentaba cruzar el Río Madre de Dios para internarse en la selva después de haberse preparado para las guerrillas. Murió también el nativo que conducía la canoa, y sobrevivió malherido un compañero que acompañaba al poeta. En los versos citados nos habla de la patria y que está decidido a defenderla con su vida. Y así fue. Hay otros poetas en la historia universal que murieron también defendiendo el suelo patrio: Mariano Melgar, en el Perú; Jhristo Botev y Nicola Vaptzarov, en Bulgaria; Sandor Petofi. en Hungría; Leonel Rugama, en Nicaragua, poeta que le respondió, cuando le pedía el invasor que arriara bandera, “¡Qué se rinda tu madre!”. Jóvenes valerosos que cayeron en la lucha contra la opresión, en defensa de la patria, en defensa de la humanidad.

¿Quienes fueron sino los luchadores sociales, de diferentes países, que tenían un sentido universal de la patria, los que pelearon en España en el bando de La República? Muchos murieron en el campo de batalla y los que sobrevivieron retornaron en la ancianidad, a recibir del gobierno de Zapatero, en un gesto de gratitud, la nacionalidad española. Tal era el amor a la tierra donde derramaron la sangre sus camaradas.

Eduardo Galeano escribe: “el patriotismo, hoy por hoy, es un privilegio de las naciones dominantes. Cuando la practican naciones dominadas se hace sospechosa de populismo o terrorismo”.

Mahmed Darwish, el poeta palestino ya desaparecido, una de las voces mayores de los países árabes y quizás el más leído, cuenta en uno de sus libros: “cuando niño en Enen Birwa, una pequeña aldea palestina, conocí un diccionario de palabras feas, “ejercito”, “frontera” y sobre todo “refugio”. Había perdido lo que era mi patria. ¿Qué es la patria? Una casa, un caballo y un olivo. Nada más. No banderas, no himnos, no fusiles. Darwish entendía como patria, su casa, el territorio; sus querencias : el caballo y el olivo, la paz.

El comandante Hugo Chávez, líder de la Revolución Bolivariana, se ha referido innumerables veces a la extensión de las fronteras de la patria. Hablaba de la patria grande, solidaria y unánime. Su hija Gabriela , en un conmovedor texto, le agradece por haberle devuelto la patria. Chávez amplía en su contenido el concepto de la patria a todos los países de Latinoamérica, que sufren los mismos avatares y que unidos por la misma historia abrigan el persistente sueño de la integración. La muerte del comandante ha sacudido como un sismo los cimientos de América Latina, pero nos deja el legado de su pensamiento sobre tantos temas. Y yo toco en esta ocasión sólo lo que concierne al tema de la patria.

Son variados los conceptos de patria, como variados son los pensamientos y los sentimiento de los hombres. José Martí sostenía con énfasis: cuando digo patria, digo humanidad. Consideraba el apóstol cubano que la humanidad entera era su patria. Nuestro José María Arguedas tenía un concepto semejante. Afirmaba convencido que “un hombre desprendido del egoísmo es capaz de vivir feliz en todas las patrias”. Reprobaba a los egoístas, a los sin patria, entregados a la voracidad de enriquecerse. Para ellos la patria es el dinero. No faltan los escritores exquisitos y confundidos, que levantan la bandera de la palabra como patria. Pero frente a aquellos hay también los que avanzan junto a sus pueblos. Repiten la divisa de la libertad que significa defender la soberanía, resistir los acosos y las invasiones cocinadas por el imperio: ¡Patria o muerte! ¡Venceremos!, el tenaz ejemplo cubano que no se doblega ante el bloqueo criminal que lleva ya más de 50 años y que tanto daño le signiifica a la Isla. Recordemos la victoria de Playa Girón. A pesar del acoso norteamericano y de las frecuentes amenazas, el comandante Fidel Castro jamás ha dejado de expresar la solidaridad del pueblo cubano con los demás pueblos de América Latina. Ha dado siempre una lección de lo que entiende Cuba porpatria, el mismo concepto de patria que concibieron los grandes libertadores , ideal que los condujo a realizar el sueño de liberar a los demás pueblos hermanos. Basta citar a Simón Bolívar, para a quien la patria era América, a San Martín, a Sucre que ahora han echado a andar con el comandante Hugo Chávez para luchar juntos y ganar nuevas batallas después de muertos, como el Cid Campeador.


Escrito por

Arturo Corcuera

Nació en 1935. Ha publicado, entre otros títulos, Noé delirante ((1963) , Primavera triunfante (1964), Las Sirenas y las estaciones (1976).


Publicado en

Arturo Corcuera

Nació en 1935. Ha publicado, entre otros títulos, Noé delirante ((1963) , Primavera triunfante (1964), Las Sirenas y las estaciones (1976).